Redacción de Saluspot

Redacción de Saluspot

publicado en Reumatología

23 de Diciembre de 2011316 lecturasConocer más sobre el autor

Artritis idiopática juvenil: dolor precoz

La artritis idiopática juvenil o AIJ, es un término que se utiliza para agrupar a un conjunto heterogéneo de variantes de la artritis, que tienen una etiología desconocida, y que afecta a niños de ambos sexos con edades comprendidas entre los 0 y los 16 años.

Engloba distintas enfermedades, que se presentan y manifiestan, de muy distintas maneras. El único requisito para que se diagnostique la artritis idiopática juvenil, es que se trate de una artritis persistente, en pacientes que se encuentren en una franja de edad inferior a los dieciséis años. Es más frecuente en el sexo femenino que en el masculino, y está vinculada a una falla en el sistema inmunológico.

Las variantes de artritis que pueden ser consideradas como AIJ, van desde la sistémica a la psoriásica, pasando por la indiferenciada, las oligoartritis o la poliartritis. Es por ello que no se puede establecer una sintomatología precisa cuando hablamos de la artritis idiopática juvenil.

Con carácter general, que no específico, podríamos señalar como frecuentes en el cuadro de síntomas las inflamaciones articulares; el dolor, las erupciones, la hinchazón, la rigidez, el entumecimiento, las molestias oculares y la fiebre. No obstante, como hemos aclarado con anterioridad, algunos de estos síntomas no se manifestarán en todos los casos, pues dependerá del tipo exacto de patología, que padezca cada paciente.

El diagnóstico de la enfermedad es puramente clínico. Los pacientes de AIJ suelen presentar cambios radiográficos como la epifisitis, el cierre precoz de las epífisis, cuestión detectable mediante radiografías. Se recurre también al examen físico, a las pruebas sanguíneas, a las ecografías y a las punciones. Una resonancia magnética nuclear, también resulta de ayuda para el diagnóstico precoz de sacroilitis.

El tratamiento de la enfermedad también variará dependiendo del tipo de artritis que se trate, dentro de las que componen el grupo de las idiopáticas juveniles. Generalmente se aconseja el uso de antiinflamatorios. Si la afección es de tipo sistémico, se suelen aplicar corticoides. Si después de ser administrados la afectación articular persistiera, habría que recurrir a fármacos de mayor intensidad. En los casos de oligoartritis de carácter severo, tras no obtener los resultados deseados con la farmacología, se suele recurrir a la terapia biológica. En todo caso, los ejercicios de rehabilitación y un programa de corrección postural, resultan beneficiosos para los pacientes de AIJ. Determinados cuadros aconsejan el recurso a la cirugía ortopédica.