Dra. Ana Isabel Cristina de la Torre

Dra. Ana Isabel Cristina de la Torre

publicado en Pediatría

26 de Diciembre de 20111076 lecturasConocer más sobre el autor

Cómo actuar ante la fiebre infantil

La fiebre en los niños es una de las principales razones de preocupación en los padres. En estos casos es primordial mantener la calma y preocuparse más por el estado del niño que por lo que marque el termómetro.

Lo más importante que debemos saber es que no se debe administrar a los niños ningún antitérmico hasta que la temperatura no supere los treinta y ocho grados.

En contra de la creencia popular, a los niños no hay que darles baños con agua fría sino con agua templada, como mucho tres grados menos de la temperatura que tenga el pequeño. Si la temperatura subiera a treinta y nueve grados y no conseguimos bajársela con estos baños y algún antitérmico es importante acudir al médico.

Hace unos años era habitual administrar a los niños la combinación de dos antitérmicos, ibuprofeno y paracetamol. A día de hoy la falta de evidencia científica que avale esa práctica hace que deba ser evitada en lo posible. Es muy importante que entre dosis pasen al menos cuatro horas. De la misma manera que nunca se debe sobrepasar la dosis que su médico le aconseje según el peso del pequeño.

La prudencia es imprescindible, ya que al tratarse de medicamentos podemos causar daños mayores. Por ejemplo, el paracetamol puede dañar el hígado y el ibuprofeno puede causar trastornos gastrointestinales si sobrepasamos las dosis.

No olvidemos que la fiebre es una defensa que el cuerpo tiene ante el ataque de microorganismos, y que los antibióticos no son útiles en enfermedades virales, sólo lo son en las bacterias y nunca deben administrarse sin una receta médica.