Redacción de Saluspot

Redacción de Saluspot

publicado en Psiquiatría

29 de Marzo de 20121573 lecturasConocer más sobre el autor

El autismo y sus posibles causas

El autismo infantil es una incapacidad que confunde mucho a los padres debido a su complejidad, ya que un niño que la padece muestra dificultades para desarrollar cualquier tarea de la vida diaria. Sin embargo, puede resolver complicados rompecabezas para adultos.

El síndrome autista es una alteración evolutiva del desarrollo que implica dificultades en la comunicación verbal y gestual y alteraciones de interacción social recíproca. El niño que padece autismo desarrolla un repertorio muy restringido de actividades e intereses y posee patrones repetitivos de conducta.

Estudios desarrollados en países como Dinamarca, Inglaterra o Estados Unidos han señalado que de 3 a 5 niños de cada 10.000 poseen autismo infantil, y que los varones se ven alrededor de 3 veces más afectados que las niñas. Esta enfermedad, que comienza en el momento del nacimiento o durante los 3 primeros meses de vida, suele ir acompañada de un problema neurológico, como la espasticidad o la epilepsia, en el 30-50% de los casos. Existen varias teorías que tratan de explicar el origen del autismo, aunque ninguna de ellas lo ha logrado por sí sola, por lo que en la actualidad se considera que su etiología es multifactorial, es decir que las causas son diversas. Sin embargo hay algunas que tienen más aceptación que otras:

1. Etiología genética: existen menos de 10 genes que actúan de manera multiplicativa, por lo que se habla de herencia multiplicativa. También se ha señalado el síndrome del cromosoma X frágil, que hace referencia a la falta de sustancia en el extremo distal del brazo largo del cromosoma.

2. Etiología neurobiológica: apunta a que la causa del autismo se encuentra en el aumento de la serotonina que padecen los niños con este síndrome, lo cual altera el funcionamiento cerebral. También se ha considerado una posible causa un cambio en el tamaño y el número de las neuronas del cerebelo. Otra posible causa pueden ser las alteraciones en el volumen cerebral, la corteza cerebral y en el sistema límbico.

3. Etiología psicológica: existen varias teorías psicológicas que tratan de explicar el problema:

- Teoría socioafectiva de Hobson. Expone que los autistas no poseen componentes constitucionales para interactuar emocionalmente con otras personas. Esta carencia de experiencia social provoca una alteración en la capacidad de abstraerse, sentir y pensar.

Teoría cognitiva. Afirma que los niños padecen una alteración metarepresentacional que es la responsable de que los pequeños puedan atribuir estados mentales con contenido a otros.

Teoría cognitivo-afectiva. Plantea que las dificultades de comunicación e interacción social tienen origen en un déficit afectivo primario.