Dr. Ignacio Fernández Sanza

Dr. Ignacio Fernández Sanza

publicado en Cirugía plástica, estética y reparadora

15 de Febrero de 201713 lecturasConocer más sobre el autor

Eliminación de tatuajes con láser

Con la llegada de la moda de hacerse un tatuaje, cada vez es más común encontrarnos con personas que quieren ver desaparecer esa marca en su piel, ya sea porque se han cansado de llevar tatuada en su piel un motivo que ya no les gusta, por el envejecimiento de la piel, por razones estéticas e incluso laborales. Hoy es posible eliminar un tatuaje indeseado de la piel gracias Clear Lift™ de Alma Laser, un láser que ha supuesto un gran paso gracias a su tecnología más avanzada.

¡Actualmente, casi un 25% de la población se ha hecho un tatuaje como mínimo y, aunque pueda sorprender, aproximadamente un 75% de esas personas son mujeres.

¿Cómo se puede eliminar un tatuaje?

Como hemos dicho, muchos pueden ser los motivos que nos lleven a querer eliminar un tatuaje. A veces, incluso, el resultado estético inicial del tatuaje realizado no es satisfactorio. En todos estos casos, es posible borrar esa impregnación en la piel a través del láser.

¿En qué consiste el láser Clear Lift™?

Antes conocido como Pixel Q-Switch, el Clear Lift™ es un láser con tecnología 1064 Q-Switched no ablativo con la piel y casi indoloro, que ofrece resultados visibles a través de tratamientos rápidos y cómodos.

La intervención con este láser se realiza por debajo de la piel, hasta los 3 mm de profundidad. Es una inmejorable alternativa a la restauración tradicional de la piel y su tecnología no daña la epidermis.

¿Qué ventajas tiene?

Las ventajas de eliminar los tatuajes con este láser son múltiples. La tecnología del Clear Lift™ permite controlar la profundidad de intervención de la zona a tratar. Está indicado para cualquier tipo de piel, cuya mejora es visible de manera casi inmediata. Además, el tratamiento es prácticamente indoloro y no es necesario hacer reposo.

¿Cuántas sesiones se necesitan para obtener los resultados deseados?

El número de sesiones necesarias para eliminar un tatuaje con láser oscilan entre 2 y 12. Según la antigüedad, la localización, la medida, el grosor y/o la profundidad de la capa de tinta, se requerirán más o menos sesiones. Aun así, el número de sesiones se ve reducido significativamente a un tercio en relación con otras técnicas.

Y para finalizar, un consejo: si quieres buenos resultados, ponte siempre en manos de un profesional cualificado tanto a la hora de hacerte un tatuaje como a la hora de eliminarlo.