Dr. Elier Estenoz Moreno

Dr. Elier Estenoz Moreno

publicado en Medicina general

3 de Abril de 2017112 lecturasConocer más sobre el autor

Enfermedad jamaicana del vómito. Concepto, etiología, cuadro clínico, diagnóstico y tratamiento

La enfermedad jamaicana del vómito o el síndrome tóxico hipoglucémico constituye un conjunto de síntomas y signos caracterizados por pérdida del tono muscular, vómito, visión borrosa, piel fría y sudorosa, convulsiones que pueden llegar al coma y la muerte por una disminución brusca de los niveles de glucemia (<50 mg/dl o 2.7 mmol/l) en pacientes no diabéticos, por la ingesta de alimentos que contienen Hhipoglicinas A y B, sustancia tóxica con gran poder hipoglucemiante.

Etiología

Frutos que contienen hipoglicinas

Akee: también conocida como manzana akee o achee, es la fruta oficial de Jamaica, aunque sus orígenes se encuentran en la zona oeste tropical de África. El ackee pertenece taxonómicamente a la familia de las sapindáceas. Recientemente investigadores aislaron la sustancia tóxica de hipoglicina A en el fruto de lichi comúnmente conocido en la India, mamoncillo chino en Cuba y achotillo en Ecuador por citar ejemplos, que produce el síndrome toxico hipoglucémico por su consumo en grandes cantidades y no maduro en personas malnutridas.

Hipoglicina A e hipoglicina B

Las hipoglicinas tienen un alto efecto hipoglucemiante que pueden producir coma e incluso la muerte. La hipoglicina A (ácido L- ơ-amino-Ƣmetilenciclopropil propiónico) más no la hipoglicina B ƣglutamilhipoglicina) se encuentra en el arilo del fruto de Akee. El nivel de hipoglicina A es elevado en el fruto inmaduro alcanzando 100-111 mg HGA/100 g fruta, mientras que en el fruto maduro es de menos de 10 mg HGA/100g fruta. Estas sustancias toxicas inducen disminución de la gluconeogénesis.

Cuadro clínico

Síntomas adrenérgicos: temblor, sudoración fría, taquicardia, parestesias, ansiedad, sensación de desmayo y ocasionalmente sensación de hambre o de debilidad general.

Síntomas neuroglucopénicos: cambios en la conducta (inicialmente excitación, luego irritabilidad, agresividad), diferentes grados de confusión mental, cefaleas, disartria, trastornos visuales, contracturas, dificultad en la coordinación y en la marcha, hemiplejía o paraplejía transitoria, convulsiones y coma

Diagnóstico

  1. Clínicamente se expresa con los síntomas adrenérgicos y neuroglucopénicos.
  2. Glucemias inferiores a 50 mg/dl o 2.7 mmol/l.

Tríada de Whipple: hallazgo de valores glucémicos bajos (< 50 mg/dl o 2.7 mmol/l), sintomatología típica y mejoría con el retorno de la glucemia a valores normales.

El tratamiento va encaminado según el grado de intoxicación y la severidad del cuadro, es importante la educación de las poblaciones que consumen estos frutos para que no lo hagan inmaduros ni en grandes cantidades, en caso de severidad:

  1.  A B C de todo tipo de urgencias que comprometen la vida.
  2. Impedir la absorción del tóxico: lavado gástrico, carbón activado y catártico.
  3. Mantener adecuados niveles de glucemia: administrar dextrosa al 50% para adultos en una dosis de 1-2 ml/kg y en niños dextrosa al 25% en dosis de 2-4 ml/kg. Administrar bolos repetidos de glucosa y mantener dextrosa al 5-10% para lograr niveles de glucemia entre 60-110 mg/dl.