Sandra Patricia Rincon Mozo

Sandra Patricia Rincon Mozo

publicado en Fisioterapia

12 de Diciembre de 201698 lecturasConocer más sobre el autor

Ergonomía para la vuelta a la escuela o al trabajo

Una buena postura corporal es muy importante, ya que reduce los sobresfuerzos en nuestros músculos y articulaciones, y evita la aparición de enfermedades como el dolor de cuello y la espalda; también reduce problemas a largo plazo como el del túnel del carpo o desviaciones de la columna, entre otros.

5 consejos para mantener una buena postura en la jornada educativa o laboral:  
 

  1. Ergonomía de nuestro puesto de estudio o trabajo. Escoge una silla adecuada para tu altura. Tus pies, rodillas y caderas deben tener un ángulo de 90° en la posición de sentado. Codos a 90°, muñecas y parte del antebrazo apoyados sobre el escritorio. No olvides que el borde superior de la pantalla del PC debe estar al nivel de los ojos.
  2. En el caso de que debas permanecer de pie durante tu trabajo, es importante alternar el peso del cuerpo entre una pierna y la otra cada cierto tiempo. La mesa de trabajo en este caso puede estar a la altura de los codos, evitando así inclinarse hacia adelante y sobresforzar la espalda.
  3. La disposición de los objetos en el puesto de trabajo debe corresponder con su frecuencia de uso. Los objetos que más usamos deben estar a un alcance de 25 cm de nosotros. Los objetos que no usamos frecuentemente pueden estar a una distancia más larga. 
  4. Si vas a leer un libro o un periódico sentado, debes apoyar la espalda relajadamente sobre el respaldo de tu silla. Recuerda poner los codos sobre los apoyabrazos y coloca tu libro a una distancia adecuada para que puedas leer sin esforzar los ojos ni el cuello.
  5. Es muy importante que realices pausas activas durante la jornada laboral por lo menos cada dos horas. Realiza estiramientos de miembros superiores, columna y miembros inferiores por lo menos durante 5 minutos. También puedes realizar ejercicios visuales para descansar tus ojos.
     

Otra situación en la que debemos tener cuidado con nuestra postura corporal es cuando cargamos objetos pesados con nuestro cuerpo. Muchas veces, tendemos a cargar nuestra maleta o bolso de un solo lado del cuerpo, y esto puede traer problemas como dolor de espalda, cuello, hombros y generar desequilibrios en la marcha.

4 consejos para corregir este problema:
 

  1. El peso máximo que podemos cargar debe ser igual o inferior al 25% del peso de nuestro cuerpo. Por ejemplo, una persona promedio de 60 kilos debería cargar una maleta de máximo 15 kilos para no generar sobresfuerzo en brazos o espalda.
  2. En caso de que uses un morral o maleta a la espalda, trata siempre de usar las dos correas de la maleta. Esto distribuirá el peso de la maleta en los dos hombros y no afectará a la correcta curvatura de la columna.
  3. En caso de que uses un bolso de una sola correa o que lleves tu maletín en la mano, trata de alternarlo cada cierto tiempo en la mano contraria. De esta manera no sobresfuerzas un solo lado del cuerpo.
  4. Aprende a levantar objetos pesados. Primero lleva una rodilla al piso y asegúrate de coger el objeto con ambas manos, mantén la columna lo más vertical posible, realiza el esfuerzo con ambas piernas, y no con la espalda, y mantén el objeto lo más cerca que puedas al cuerpo.