Dr. Ignacio Fernández Sanza

Dr. Ignacio Fernández Sanza

publicado en Cirugía plástica, estética y reparadora

15 de Febrero de 201740 lecturasConocer más sobre el autor

Liposucción tridimensional: la nueva técnica para presumir de abdominales

La liposucción tridimensional es la técnica más innovadora para eliminar la grasa localizada en el abdomen y conseguir remarcar los famosos six pack o tableta de chocolate.

El abdomen es una de las áreas de depósitos grasos más comunes, tanto en hombres como en mujeres. A menudo, ni la dieta ni el ejercicio son suficientes para obtener los resultados deseados y es necesario recurrir a la liposucción. Pero, para marcar la forma del abdomen, incluso la liposucción puede no ser suficiente y cabe llevar a cabo la liposucción tridimensional.

¿En qué consiste la liposucción tridimensional?

Existen varias técnicas para hacer una liposucción: la técnica tumescente, para sacar grandes volúmenes de grasa; la liposucción ultrasónica, que deshace la grasa subcutánea mediante el calor de las ondas de choque, o el lipoláser, ideal para pequeñas cantidades de grasa, entre otras muchas.

En el caso de la liposucción tridimensional, se marcan los músculos abdominales o six pack antes de entrar a quirófano. A través de pequeñas cánulas, se elimina las células grasas hasta conseguir que la capa de grasa esté menos gruesa. A continuación, por medio de otro tipo de cánula más fina, se definen los músculos abdominales. El método tridimensional consiste en la habilidad de definir los vientres musculares que tendrá el nuevo abdomen.

¿Quiénes son los candidatos ideales para someterse a esta intervención?

Tanto hombres como mujeres con grasa localizada en el abdomen pueden someterse a esta intervención. Generalmente, las personas que no consiguen eliminar la grasa del abdomen con otros métodos ni con ejercicio suelen ser las que más desean ver cumplidas sus expectativas de tener un cuerpo bien definido estéticamente.

¿Cuáles son las principales contraindicaciones?

Cabe destacar que padecer enfermedades sistémicas, o tener un abdomen distendido o globuloso, contraindican la aplicación de esta técnica.