Dr. Ignacio Fernández Sanza

Dr. Ignacio Fernández Sanza

publicado en Cirugía plástica, estética y reparadora

15 de Febrero de 2017166 lecturasConocer más sobre el autor

Liposucción y lipoláser en glúteos y piernas

La celulitis es una enfermedad que afecta a los tejidos subcutáneos. Se puede padecer de manera general, es decir, por distintas zonas del cuerpo, o en partes muy localizadas como los glúteos y las piernas. Existen distintos tipos de celulitis: blanda, edematosa y dura. Contrariamente a lo que se suele pensar no sólo se da en personas con exceso de peso sino que aparece también aunque se sea delgado. Casi el 100% de mujeres sufren este trastorno, tanto entre la población más joven como entre la más madura.

La aparición de grasa se debe generalmente a factores relacionados con nuestros hábitos como llevar una vida sedentaria y una alimentación poco equilibrada. Si a ello le sumamos las alteraciones hormonales, la mala circulación e incluso la genética, la indeseada piel de naranja, con los odiados hoyos y su relieve desigual, hará acto de presencia.

¿En qué consiste la liposucción y el lipoláser de glúteos y piernas?

La liposucción es hoy por hoy el método más conocido para eliminar la grasa de los glúteos y las piernas. Consiste en aspirar la grasa acumulada a través de unas pequeñas cánulas que se insertan en la zona afectada. Es una intervención ideal cuando se deben extraer cantidades superiores al kilo de grasa.

Cuando se trata de pequeños volúmenes, es mejor utilizar otra técnica: el lipoláser, con la que, a través del uso del láser y sus distintas longitudes de onda, se consigue llegar mejor a los nódulos de grasa, y tratar la zona de los glúteos y las piernas con mayor eficacia.

Pero no se trata de elegir cuál es mejor, sino de dejarse aconsejar por el equipo médico. En Clínica Sanza, practicamos las dos técnicas e incluso las combinamos. De esta manera, en caso de querer perder varias tallas de ropa, procedemos primero a realizar una liposucción para sacar más volumen de grasa y después utilizamos el lipoláser en las capas más superficiales para conseguir una mayor retracción cutánea.

Resultados y expectativas

Las técnicas propuestas, la liposucción y el lipoláser, proporcionan unos resultados espectaculares. Se pierde el volumen y se restablece la piel, que reluce de nuevo fina y sin imperfecciones. El lipoláser nos proporciona además poder retraer la piel y evitar la flacidez. La mejoría es evidente al cabo de muy poco tiempo.

Un consejo: llevar una vida saludable y aparcar el sedentarismo ayudará a mantener ese resultado tan deseado.