Dr. Ignacio Fernández Sanza

Dr. Ignacio Fernández Sanza

publicado en Cirugía plástica, estética y reparadora

15 de Febrero de 201744 lecturasConocer más sobre el autor

Los beneficios de tomar el sol con precaución

Tomar el sol en cualquier época del año es una de las sensaciones más placenteras para muchas personas, pero esta práctica debe realizarse con todas las precauciones para obtener los máximos beneficios del astro rey sin tener que sufrir sus consecuencias adversas.

Las manchas, el envejecimiento y algunas enfermedades en la piel son algunas de las consecuencias de la exposición en exceso a los rayos UV (UVA y UVB). Si no la protegemos y pasamos demasiado tiempo bajo su influjo puede llegar incluso a provocar cáncer. Por eso, antes de llegar a estos extremos, debemos acostumbrarnos a pensar: tomar el sol, por supuesto que sí, pero con precaución.

¿Qué beneficios nos puede aportar tomar el sol?

Tomar el sol con moderación es una manera muy barata de cuidar nuestro cuerpo ya que es una fuente de vitamina D, y tiene incidencia sobre las hormonas y el sistema inmunológico.

La vitamina D, que se sintetiza mejor gracias a los rayos UV, tiene múltiples beneficios para nuestro cuerpo: ayuda a prevenir el cáncer de mama y de colon, y permite que el calcio se absorba de manera más eficaz, o que disminuyan los niveles de colesterol y la presión.

El sol es también una fuente de felicidad ya que aumenta los niveles de hormonas como la serotonina y la melatonina, que actúan sobre el sistema nervioso y ayudan a regular la temperatura del cuerpo, el apetito y el sueño.

Además los rayos del sol actúan sobre los glóbulos blancos, de manera que se convierte en un tratamiento ideal para que mejoren determinados trastornos en la piel como las atopías, el acné, la psoriasis o los eczemas.

¿Cuánto tiempo deberíamos tomar el sol al día?

Sentido común y mucha moderación son los mejores consejos a la hora de tomar el sol. Pequeños baños de sol, que no excedan la media hora, y nunca entre las 12 del mediodía y las 4 o 5 de la tarde, son las pautas más correctas para disfrutar de un buen día de campo o de playa.

¿Qué problemas nos puede originar si nos excedemos?

Como ya hemos señalado, excederse no es un opción y menos sin protección, pero si pasa, el problema más inmediato y evidente serán las quemaduras, y a la larga, la aparición de manchas, la pérdida de colágeno y de elasticidad, y el envejecimiento de la piel, por no hablar de enfermedades más graves como el cáncer. Sea como sea, a los primeros síntomas de habernos excedido, la visita a nuestro médico nos proporcionará el tratamiento conveniente y nos sacará de dudas.

¿Qué medidas debemos tener en cuenta para tomar el sol correctamente?

La moderación es la máxima a la hora de tomar el sol. Recuerda que los rayos UV (UVA y UVB) son beneficiosos siempre que realices pequeños baños de sol fuera de las horas de máxima irradiación y con la debida protección: cremas solares de factor 50 y con filtros, gorras o sombreros, gafas de sol e incluso prendas de vestir si se trata de un niño o si se tiene una piel muy blanca.