Dr. Antonio Ojeda Moreno

Dr. Antonio Ojeda Moreno

publicado en Cirugía ortopédica

28 de Julio de 20151030 lecturasConocer más sobre el autor

Prevenir el dolor anterior de rodilla

Desde hace más de una década, el dolor anterior de rodilla ha ido en aumento en las consultas de reumatólogos, ortopedas y fisioterapeutas.

Varios factores han sido los causantes. Sin entrar en ellos, parece que con la necesidad de la población en general, desde la infancia a mayores, a la práctica cotidiana deportiva, sin un profundo reconocimiento por profesionales y un desconocimiento de una enfermedad silenciosa en gran parte de la vida, puede ser la causa de ese aumento de dolor anterior de rodilla.

La educación en los hábitos saludables para la prevención de dolores articulares, tienen un papel crucial y un enfoque por los profesionales expertos, fundamentalmente desde la adolescencia hasta la edad de madurez y adultos.

No todas las rodillas están capacitadas y adaptadas al estrés cotidiano de la vida y supuestamente a otros condicionados por una práctica de un deporte duro y competitivo.

Pocos deportistas y profesionales analizan los factores genéticos, y también se olvidan los deportes de menos riesgo para su rodilla y los que posiblemente le despierten por primera vez el dolor rotuliano.

Al día de hoy, la vigilancia precoz por expertos en medicina deportiva, biomecánica y ortopedas, conjuntamente con la colaboración de entrenadores personalizados, bien informados de los objetivos a cumplir que eviten la aparición del dolor articular, son partes de los tratamientos preventivos.

La prevención en hábitos saludables desde la infancia a adultos, evitando el sobrepeso, tener un conocimientos en los prototipos de calzado, de recuperación articular, hábitos posturales para la vida diaria, abandonar la genuflexión prolongada, saber con el reconocimiento por el especialista de lesiones congénitas de rotula, y si las hubiese ser tratadas por nuestros expertos, unas veces con simple tratamientos ergonómicos, posturales, infiltraciones de colágeno e hialurónico y fisioterapéuticos, y en las menores ocasiones con cirugía mínimamente invasiva con menos de un día de hospitalización.

Todos estos consejos servirán fundamentalmente para prevenir y tratar, en los casos que los hubiese, dolores crónicos y agudos de rodilla.