Teresa de Jesús Ángel Mejía

Teresa de Jesús Ángel Mejía

publicado en Psicología

19 de Enero de 2015979 lecturasConocer más sobre el autor

Síntomas de violencia psicológica

Generalmente el maltrato psicológico pasa desapercibido por la no aparición de síntomas físicos, sin embargo se hacen notorios algunos comportamientos que es necesario atender, para detectar este tipo de maltrato.

  • - Baja autoestima
  • - Depresión
  • - Resentimientos
  • - Aislamiento
  • - Baja autonomía
  • - Negativismo
  • - Frustración
  • - Desconfianza afectiva
  • - Desesperanza
  • - Sentimiento de culpa
  • - Angustia, estrés
  • - Insomnio
  • - Descenso en el rendimiento escolar o laboral
  • - Inasistencia reiterada a clases o incapacidades por síntomas menores
  • - Agresividad negativa

Este maltrato se presenta cuando se usan palabras que humillan, ridiculizan o amenazan, en privado o en público.

Síntomas de la violencia física

Dentro del maltrato físico existen síntomas claros como:

  • - Quemaduras con cigarrillos, sustancias calientes y otros elementos que causen quemaduras
  • - Intoxicaciones por exceso de medicación o alimentos descompuestos
  • - Heridas producidas con diferentes elementos
  • - Golpes e impactos
  • - Muestras de ataduras
  • - Moratones
  • - Muestras de correazos o latigazos
  • - Accidentes caseros reiterativos
  • - Inasistencia reiterada a clases o al trabajo
  • - Agresividad negativa

Este maltrato se presenta como heridas, correazos, pellizcos, quemaduras, moratones (equimosis), hinchazones (edemas), fracturas, marcas de ataduras.

Síntomas de violencia sexual

La violencia sexual en ocasiones muestra síntomas físicos, sin embargo, los más visibles son:

  • - Temor a las personas adultas (en el caso de niños y adolescentes) o en las personas adultas disfunciones sexuales
  • - Depresión
  • - Culpa
  • - Aislamiento
  • - Rebeldía sin causa
  • - Pérdida o aumento exagerado del apetito
  • - Descontrol de esfínteres (en niños y adolescentes)
  • - Conductas regresivas
  • - Tendencias suicidas o autoagresión
  • - Fugas del hogar
  • - Mendicidad
  • - Infecciones de transmisión sexual
  • - Embarazos no deseados ni planeados y en muchos casos precoces
  • - Prostitución
  • - Promiscuidad
  • - Pesadillas
  • - Drogadicción
  • - Deseo de permanecer constantemente en la escuela o en la casa (donde no esté el agresor)
  • - Inasistencia reiterada a clases
  • - Agresividad negativa

Se manifiesta en los tocamientos desde el adulto al niño o viceversa, y de adulto a adulto, obligar a ver pornografía, tener relaciones sexuales sin consentimiento de la otra persona (aunque esta sea adulta y aun siendo la pareja), se puede acompañar de violencia psicológica cuando va acompañada de chantaje emocional y de amenazas.

Negligencia y abandono

Se evidencian en:

  • - La falta de cuidado físico (desaseo personal y de prendas de vestir, desnutrición)
  • - Poco interés en la presentación personal y de sus trabajos escolares), incumplimiento en la llevada de implementos necesarios para el trabajo académico
  • - Desconocimiento de los padres de datos como edad, fecha de nacimiento, enfermedades presentadas, etc.
  • - Carencia de muestras afectivas
  • - Exigencia de trabajo o de vinculación laboral
  • - Explotación sexual
  • - Explotación en las labores domesticas
  • - Exigencias de responsabilidad propia de adultos
  • - Incumplimiento reiterativo en la recogida después de la jornada escolar
  • - Inasistencia reiterada a clases
  • - Mendicidad
  • - Agresividad negativa

Todas las formas de maltrato tienen graves repercusiones emocionales, y es frecuente que la víctima en algún momento de su vida pase a ser victimario.

En todo los países del mundo se han ido endureciendo las leyes para estos tipos de casos y en algunas partes, que por asuntos culturales se vivencian algunas de estas formas de ofensa, están siendo cuestionadas por las comisiones de Derechos Humanos Internacionales.

Es el caso de la ablación, la marginalidad de las mujeres en algunas comunidades en que aún son tratadas como personas inferiores o sin capacidad de autodeterminación, de manejo de sus bienes o de libertad para la toma de decisiones.

Las poblaciones más vulneradas en sus derechos son las mujeres, los niños, los ancianos y las personas con discapacidad. Sin embargo, hay hombres que igualmente son maltratados en sus diversas manifestaciones tanto en el hogar como en sus trabajos.

Es urgente que los profesionales que estamos en el área de la salud atendamos estos casos de manera diligente y no permitamos que estos atropellos se sigan presentando. Además es necesario tener la disposición para denunciar los casos que se registran de manera respetuosa sin revictimizar a las victimas.