Dr. Alonso Bau González

Dr. Alonso Bau González

publicado en Cirugía ortopédica

8 de Marzo de 2016717 lecturasConocer más sobre el autor

Trasplante del aparato extensor de rodilla

De forma puntual, un paciente con prótesis de rodilla puede presentar una lesión importante en cualquier componente del mecanismo extensor de la pierna. Cuando esto ocurre se produce una pérdida de la capacidad de extender la rodilla junto con la incapacidad de poder caminar con normalidad. En estos casos, es necesario llevar a cabo un trasplante del aparato extensor de la rodilla.

Una de las cirugías reconstructivas más complejas

El trasplante del aparato extensor de la rodilla es un tipo de operación rara y poco frecuente. En España hay documentados muy pocos casos.

Con la cirugía de trasplante del aparato extensor de rodilla se restablece la correcta alineación de la rótula y, en consecuencia, la biomecánica normal de la pierna. Este tipo de intervención quirúrgica requiere, por parte del cirujano, una técnica de gran pericia y precisión.

Cuando hay una rotura completa del aparato extensor de la rodilla se ven implicados el músculo cuádriceps y su tendón (que se inserta en el polo superior de la rótula), la rótula y el tendón rotuliano, que es la continuación del cuádriceps femoral por debajo de la rótula y que, por un lado, se inserta en la rótula y, por otro, en la tibia. El tendón rotuliano y el tendón del cuádriceps posibilitan la extensión de la pierna cuando el cuádriceps se contrae.

Después de la cirugía, el tiempo de recuperación posoperatoria es de 2 meses. El traumatólogo establecerá un protocolo de rehabilitación que implica la inmovilización inicial de la pierna, para después empezar a caminar con una rodillera especial. La fisioterapia ayudará a recuperar la movilidad de la articulación y a ganar fuerza muscular.

La rodilla es una de las articulaciones que sufren más. Los grupos de población que se ven más afectados por lesión de rodilla son personas de edad avanzada, con obesidad, deportistas de alto nivel pero también los deportistas amateurs.  Ya sea por procesos degenerativos o contracturas violentas ante una flexión forzada de la rodilla, el aparato extensor de la rodilla se ve comprometido.