Imagen de perfil del profesional.
Don Miguel Ángel Paredes Ortez
Respondió Hace 2 años:
Se puede

Sí se puede. Seguramente no de la misma forma, ni por las mismas razones. La monogamia es más una cuestión cultural que emocional o biológica. Sí te recomiendo que hables con un psicólogo, eso te ayudará a aclarar tus emociones y ver cómo encauzar la experiencia que estás viviendo en este momento.

Imagen de perfil del profesional.
Don Vicente Alcántara Aceituno
Respondió Hace 2 años:
amor múltiple.

Claro que si. Seria conveniente que busques ayuda con un psicólogo que te ayudará a trabajar esos sentimientos de duplicidad que experimentas, como consecuencia de la comparación sociocultural que estableces. Lo importante es que lo puedas vivir, sin generar dolor a ninguna de las partes, pudiéndolo experimentar de forma natural, sin provocar dolor a ninguno de los componentes. No es lo más común, ya que socialmente está mal visto amar a dos personas, pero los sentimientos es algo que no se pueden controlar. Cuando trabajes esos sentimientos con el psicólogo evalúa si amas a los dos, o amas a uno y quieres a otro. Un cordial saludo.

Imagen de perfil del profesional.
Doña Marisa Ramos Bique
Respondió Hace 2 años:
Amor y conflicto

Estoy de acuerdo con las respuestas que te han dado los profesionales, te animo a que consultes a un terapeuta porque sin duda si lo preguntas es porque te genera tensión y conflicto esta situación. Así que cuánto antes busques un espacio para reflexionar sobre ello será muy saludable para tí. Más que una habilitación a poder o no poder se trata de qué hacer con ello, como hacer con esos sentimientos y de que manera encauzar las emociones hacia un hacer equilibrado que no perjudique a nadie y que te permita estar bien contigo misma.

Imagen de perfil del profesional.
Ornella Oneto Requena
Respondió Hace 2 años:
conocerte mejor a ti misma

sería recomendable que descubras, probablemente con la ayuda de un especialista, qué es lo que te entrega cada uno de ellos. Para que a partir de eso puedas gestionarte mejor a ti misma, sin la dependencia de otros.